Extracción de muelas del juicio

extraccion-muelas-del-juicio-clinica-pfaff-barcelona

La extracción de las muelas del juicio es un procedimiento quirúrgico para sacar los cuatro dientes permanentes ubicados en las comisuras posteriores de la boca en la parte superior e inferior.

Si una de estas muelas no tiene espacio para crecer (muelas del juicio impactadas), lo que provoca dolor de muela,  infección u otros problemas dentales, es probable que haya que quitar la muela del juicio.

Posiblemente, te preguntes ¿duele sacarse la muela del juicio? Si este es tu caso y te van a sacar una muela del juicio próximamente, puedes estar tranquilo: es un procedimiento común que no reviste grandes riesgos, además durante la intervención no sentirás ningún tipo de molestia.

muelas-del-juicio-quitar-clinica-barcelona

¿Qué son las muelas del juicio?

Son los terceros molares, situados en la parte posterior de la boca. Reciben este nombre ya que suelen aparecer entre los 17 y 24 años, aproximadamente. Edad en la que la persona tiene un “juicio” más desarrollado (de ahí su nombre). Sin embargo, hay personas a las que solo les aparecen 1 o 2, les salen las 4 y no siempre a la vez o incluso no les lleguen a salir.

Al erupcionar más tarde que el resto de piezas dentales, es muy habitual que afecten a otros dientes moviéndose o desplazándose de su ubicación.

¿En qué casos se tienen que extraer las muelas del juicio?

El odontólogo te recomendará la extracción de la muela del juicio en los siguientes casos:

  • El paciente refleje sensación de dolor o inflamación en las encías.
  • Si el cordal esté creciendo en un ángulo inadecuado y esté ejerciendo presión sobre el resto de piezas dentales.
  • Cuando la erupción de la muela del juicio suponga un foco de infección o el paciente presente quistes o tumores mandibulares.
  • Las muelas del juicio tienen caries inaccesibles a la reparación.

¿En qué consiste el procedimiento de extracción de muelas del juicio?

Puede que las muelas del juicio hayan salido, pero estén causando algún tipo de problema, la extracción se realizará por el método habitual: aplicación de anestesia local o sedación consciente dependiendo del paciente y utilizando el instrumental adecuado.

Pero también puede ocurrir que las muelas no hayan erupcionado o lo hayan hecho en parte, en estos casos será necesario acudir a la cirugía de la muela del juicio lo que implica la realización de un corte en la encía para poder sacarla.

En resumen podemos decir que hay 3 tipos de extracción de muela del juicio:

Extracción simple

La pieza ha erupcionado de manera total y el odontólogo puede extraerla fácilmente. Esta no supone grandes complicaciones y, en ocasiones, no es necesario dar puntos en la encía.

Extracción cordal con semi cirugía

La muela ha erupcionado de manera parcial, por lo que es necesario hacer una microcirugía para extraer la muela de manera completa.

Extracción con cirugía

Efectuada cuando la muela se encuentra incluida y debe abrirse la encía para llegar a ella.

Postoperatorio tras la exodoncia cordal

La operación de las muelas del juicio no debería revestir complicación alguna. Lo habitual es que el dolor y la inflamación después de 7 días haya desaparecido y en algunos casos incluso antes.

Eso sí, tras la intervención, es normal sentir dolor y que la herida sangre en las 24 horas siguientes. Para ello se aplica una gasa que se deberá mantener apretada durante unos 20 minutos y que después se debe cambiar hasta que frene el sangrado. El dolor se alivia pautando analgésicos.

Si la cirugía ha sido compleja es común que sientas cierta hinchazón en las mejillas, en la zona próxima a la extracción, e incluso aparezcan hematomas y ciertas dificultades para abrir la boca con normalidad. No debes alarmarte ya que es totalmente normal y estas molestias remitirán transcurridos unos días.

Recomendamos no ingerir nada las próximas dos horas, evitar alimentos sólidos y calientes en los dos primeros días y hacer dieta blanda.

Asimismo, trata de no fumar y evita tocar con el cepillo de dientes la zona de la extracción y realiza ejercicios suaves con la boca para recuperar la movilidad de la mandíbula.

Recuperación tras la extracción de las muelas del juicio

La recuperación tras la extracción de una muela del juicio se produce tras una o dos semanas, dependiendo, como siempre, de cada caso particular.

Para facilitar la recuperación tras la cirugía de las muelas del juicio, el paciente debe tomar los antiinflamatorios o analgésicos y antibióticos prescritos. Además, se aconseja mantener la cabeza por encima de los pies ayudándose de almohadas. En las primeras horas para reducir la inflamación se recomienda aplicar hielo unas horas.

Estos días es especialmente importante insistir en la higiene oral, aunque se debe hacer con mucho cuidado. En los primeros días, aconsejamos hacer enjuagues bucales con agua tibia y sal cada 2 o 3 horas, una fórmula que previene infecciones y mejora la cicatrización.

¿Cuándo extraer las muelas del juicio?

La aparición de las muelas del juicio hace que nos planteemos muchas preguntas, algunas de ellas: si tienen que quitármelas o bien cuándo es el momento idóneo para extraérnoslas. Y es que las muelas del juicio, suelen ser una pesadilla para muchos de nosotros ya que pueden producir muchas molestias, inflamación e incluso un poco de dolor.

Partiendo de la base que no existe una edad concreta en la que aparecen las muelas del juicio, es recomendable visitar a nuestro dentista en cuanto empecemos a sentir alguno de sus síntomas.

Los casos en los que es recomendable extraer las muelas del juicio son:

– Cuando el diente no tiene suficiente espacio para salir y causa dolor.

– Cuando se produce la inflamación del tejido y la aparición de caries producidas por la proliferación de bacterias e infecciones. El lugar de las muelas del juicio es difícil de limpiar.

– Cuando nacen torcidas y condicionan o modifican la posición del resto de dientes. En casos extremos pueden provocar lesiones o problemas de ortodoncia.

– Cuando hay un quiste.

– Cuando interfiere en la colocación de una prótesis o una ortodoncia.

cuando-extraer-las-muelas-del-juicio

A la hora de determinar el diagnóstico adecuado, el dentista nos realizará una exploración clínica y radiológica. De esta manera, averiguar los motivos por los que sentimos el dolor en las muelas y nos dará la mejor solución posible.

¿Es recomendable su extracción?

Esta pregunta es una de las más formuladas ya que la extracción de las muelas del juicio implica una operación quirúrgica que conlleva la posibilidad de tocar y dañar el nervio trigémino por su posición en el extremo posterior del hueso. A pesar de ello, es muy recomendable siempre que nos causen dolor.

No representará ningún problema a nivel estético ni de funcionalidad. Lo mejor es hacerlo cuanto antes para evitar que sigan creciendo y hacer la intervención más sencilla.

Hay que añadir, que el post operatorio no es muy largo, siempre que sigamos las indicaciones de nuestra dentista. Al cabo de unos días, según el caso clínico, podremos hacer vida normal y masticar con total facilidad.

 

Debemos sacarnos de la cabeza la idea generalizada de que las muelas del juicio pueden llegar a descolocarnos todos los dientes. Pueden llegar a provocar el desplazamiento de las piezas dentales contiguas, pero no tienen tanta fuerza para mover toda la dentadura.

Para acabar, asumir que la aparición de estas muelas pueden producir fuertes dolores, hinchazón y varias molestias. A pesar de ello, se dan muchos casos en los que la persona no nota ningún síntoma.

Especialistas en extracción de muelas del juicio en Barcelona

Si es tu caso y la aparición de estas muelas te están produciendo fuertes dolores, hinchazón y varias molestias, no dudes en acudir a nuestra clínica dental en Sant Gervasi, Barcelona.

Tenemos un gran equipo de profesionales que puedan asesorarte y resolver todas tus dudas.

Puedes ponerte en contacto con nosotros a través del formulario web o llamando al teléfono 93 250 32 17.

En Clínica Pfaff estaremos encantados de estudiar tu caso
y ofrecerte la mejor extracción de la muela del juicio 

Pide ahora tu cita e infórmate

Cuéntanos cuál es tu caso y te daremos una solución en una primera visita informativa sin coste. Valoramos tu caso y daremos respuestas a todas tus dudas.

    He leído y acepto la Política de Privacidad
    Doy mi consentimiento a CLÍNICA PFAFF para el envío de novedades y promociones de sus tratamientos.