Blanqueamiento profesional en casa, en clínica o combinado

El blanqueamiento dental se ha convertido en uno de los tratamientos más demandados en los últimos tiempos.Todos queremos lucir una sonrisa bonita, blanca y brillante. Además, es un tratamiento muy rápido y seguro con el que se consigue unos resultados espectaculares. Para  garantizar que el blanqueamiento no comporta efectos desagradables e inesperados en nuestra salud oral siempre debemos realizarlo bajo la supervisión de profesionales. En Clínica Pfaff utilizamos productos de alta calidad y las mejores tecnologías para conseguir el resultado deseado y asegurar que el diente no se vea perjudicado.

blanqueamiento-dental-profesional-en-clinica-pfaff-barcelona

Antes de empezar el blanqueamiento el odontólogo realizará un estudio previo para conocer el estado de la boca y detectar si existen problemas como caries o enfermedad periodontal que puedan comprometer el resultado final del tratamiento. Una vez aprobada la posibilidad de realizar un blanqueamiento se procederá a una higiene dental profesional y se estudiará qué tipo de blanqueamiento dental es el más adecuado para cada paciente.

Los blanqueamientos más utilizados son: el blanqueamiento en clínica, el blanqueamiento en casa o el mixto o combinado. Vamos a conocerlos en detalle. 

Blanqueamiento en clínica

Este tratamiento se realiza íntegramente en la clínica mediante la aplicación de gel blanqueador y luz fría Led. El agente activador se encuentra en el peróxido de carbamida, presente en el gel, y gracias a la luz Led se liberan las propiedades blanqueadoras que penetran hasta el esmalte dental, blanqueando así tus dientes.

Conozcamos paso a paso este blanqueamiento:

  • Primero se procede a la toma del color inicial de los dientes de manera manual o digital y se realizan fotografías de la tonalidad final escogida.
  • Para evitar daños en las mucosas se coloca un separador labial para que los labios no toquen a los dientes, y en el caso de las encías también se aíslan mediante un gel especial protector.
  • Seguidamente se aplica el gel blanqueador sobre la cara externa de los dientes a blanquear (normalmente hasta el segundo premolar). Y finalmente se conecta la luz LED durante unos 10 minutos.
  • Esta operación se repetirá las veces que el especialista considere oportuno, siempre teniendo en cuenta el estado de tus dientes y el color final deseado. Se suele repetir hasta tres veces en una sola sesión. Al finalizar, se enjuagan bien los dientes para evitar que queden restos de producto.

La ventaja principal de este método es que el paciente solo tiene que acudir una vez a la clínica y en  unos 45 minutos ya  verá el resultado final. Es sin duda el tratamiento con resultados más rápidos. No se necesita tomar moldes de tu boca y se realiza con total tranquilidad sin que el paciente se preocupe de nada, ya que todo el procedimiento se desarrolla bajo la supervisión de un profesional. En una sola sesión tus dientes ya no se verán amarillentos. El único inconveniente puede ser que en ocasiones no se obtiene el tono de blanco deseado en una sola sesión, pero, siempre que tu dentista lo apruebe, se puede repetir el tratamiento hasta alcanzar el tono de blanco deseado o combinarlo con producto en casa.

Blanqueamiento domiciliario o en casa

Este tratamiento se llevará a cabo en casa siguiendo estrictamente las instrucciones de tu odontólogo. Antes de empezar el tratamiento se realiza una primera valoración en la clínica donde se confeccionarán unas férulas a medida para cada paciente, en estas se aplica el gel blanqueador y se colocan en los dientes el tiempo indicado por tu dentista. El tratamiento suele durar entre dos y cuatro semanas y los resultados son increíbles.

Te explicamos paso a paso en qué consiste este blanqueamiento:

  • En una primera visita se toman impresiones de la boca para posteriormente crear en el laboratorio dos férulas personalizadas (una para los dientes superiores y otra para los inferiores) que se adaptan a la forma de los dientes del paciente.
  • Cuando se tienen las férulas a medida se entregan al paciente junto a un kit de blanqueamiento con el producto blanqueador. Tu odontólogo repasará contigo detalladamente las instrucciones de uso.
  • Una vez en casa, ya puedes empezar el tratamiento siguiendo estrictamente las recomendaciones de tu dentista. Aplicas la cantidad de producto blanqueador indicada sobre las férulas y las colocas en la boca. Es importante limpiar bien los dientes antes de colocar las férulas. Lo más habitual es que te coloques las férulas antes de ir a dormir y las dejes actuar durante la noche, aunque será tu odontólogo quién te indique el mejor procedimiento dependiendo de cada caso.
  • Una vez pasadas las horas indicadas retiras las férulas con cuidado y las  limpias con agua. En la consulta se te mostrará cómo ponerte y quitarte las férulas correctamente. Debes limpiarte los dientes para eliminar cualquier resto de producto que haya podido quedar.
  • Suele ser recomendable una visita a la clínica cada semana para poder evaluar el progreso del tratamiento.

Durante todo el tratamiento es muy importante la comunicación con tu especialista. Mientras estás realizando el tratamiento suele ser habitual que tu sensibilidad dental aumente ligeramente, al finalizar el blanqueamiento esta desaparecerá. Pero si notas una sensibilidad dental preocupante o cualquier otro tipo de molestia inusual debes comunicárselo a tu dentista de inmediato para garantizar un blanqueamiento adecuado.

Las principales ventajas de este tratamiento son: que se consiguen unos resultados excelentes de forma progresiva, que se utilizan geles con menor concentración de producto y que además se pueden reutilizar las férulas a método de mantenimiento anual o bianual para tener siempre los dientes con el tono de blanco deseado. El principal inconveniente seria que es un proceso que lleva algo más de tiempo que el realizado en la clínica. Y se tiene que ser muy minucioso en la colocación de las férulas, siempre siguiendo las instrucciones de tu odontólogo.

Blanqueamiento dental combinado

También es posible combinar los dos tipos de tratamientos. Este procedimiento consiste en la aplicación de producto blanqueando con la luz Led en clínica y después se refuerza y potencia el efecto blanqueador mediante las férulas a medida en casa hasta que se consigue el tono de blanco deseado. Este método combinado es muy eficaz y duradero. Esta opción suele ser la más recomendada por obtener los mejores resultados.

Debes tener en cuenta que en todos los tratamientos se consiguen los resultados deseados con total tranquilidad, son indoloros y seguros.

En cuanto a la durabilidad del tratamiento serán muy importantes tus rutinas de higiene y dieta. Mientras se está realizando el tratamiento dental en casa deberás seguir las recomendaciones de dieta blanca evitando los alimentos que manchan los dientes, también se aconseja disminuir o eliminar el consumo de tabaco. Una vez finalizado el blanqueamiento dental es muy recomendable seguir estas indicaciones, tanto de dieta blanca como de higiene oral, para conseguir prolongar los efectos blanqueadores en el tiempo. Las citas de control con tu dentista también ayudarán a garantizar que el tratamiento presente la efectividad deseada.

En Clínica Pfaff estaremos encantados de estudiar tu caso y aconsejarte sobre cuál es el mejor método para blanquear tus dientes.

Pide ahora tu cita e infórmate

Solicita información o una primera visita informativa sin coste para que podamos valorar tu caso y dar respuestas a todas tus dudas.

    He leído y acepto la Política de Privacidad
    Doy mi consentimiento a CLÍNICA PFAFF para el envío de novedades y promociones de sus tratamientos.