Conoce qué es una endodoncia

¿Te tienen que hacer una endodoncia o crees que la necesitas? Tranquilo es uno de los tratamientos más realizados en las clínicas dentales y millones de dientes son salvados cada año gracias a las endodoncias.

¿Qué es una endodoncia?

Quizás el termino endodoncia no es el más conocido ya que popularmente se le suele llamar “matar el nervio de un diente”. Realmente consiste en limpiar el tejido pulpar enfermo o dañado del diente, rellenarlo con un nuevo material biocompatible y finalmente sellarlo. La pulpa es un tejido blando en el que se encuentran los nervios y vasos sanguíneos. Es en la pulpa donde se perciben los estímulos externos y el dolor si el diente está dañado. Con la endodoncia, como su nombre indica endo (interior) doncia (dientes), se trata el interior del diente. Gracias a este tratamiento se consigue mantener la pieza dentaria y su funcionalidad y que se pueda masticar con comodidad evitando cualquier tipo de dolor.

estructura-de-un-diente-endodoncia

¿Cuándo se debe realizar una endodoncia?

Una endodoncia suele ser necesaria cuando la pulpa del diente se ve afectada de forma irreversible. Las causas pueden ser varias, entre las más comunes se encuentran las caries profundas, que no han sido tratadas a tiempo o bien los traumatismos o lesiones que han provocado una fractura de la pieza.

Estas lesiones dan lugar a la infección, inflamación y necrosis de la pulpa, consecuentemente aparecen los principales síntomas y dolor en el paciente que puede ser intermitente o constante y variar en intensidad. Posiblemente aparecerá sensibilidad al frío o al calor, molestias al masticar, aparición de un flemón o incluso dolor continuo y oscurecimiento del diente.

Para un correcto diagnóstico, el especialista realiza una anamnesis o preguntas guiadas para conocer exactamente el tipo de dolor y reacción de la pieza dental ante ciertos estímulos. Así mismo, se realizan radiografías para verificar el estado del diente y aplicar el tratamiento más adecuado.

¿Cómo se realiza una endodoncia?

Con el objetivo de que el tratamiento de conductos radiculares no duela, el primer paso es aplicar anestesia local, afecta sólo al diente a tratar y a la zona de alrededor. Una vez está la zona insensibilizada, se realiza una pequeño conducto en la pieza dental con la finalidad de alcanzar la cámara pulpar.
Se procede a la desinfección de la zona, y se extraerá el tejido infectado y se limpiaran los conductos radiculares.
Una vez, la zona queda aséptica y limpia, se procederá a rellenarla y sellarla. Esta fase se la conoce como obturación.  El material de obturación se inserta hasta alcanzar la parte final de cada conducto hasta llegar a la cámara pulpar. El objetivo es dejar el diente insensibilizado, y que ningún fluido pueda llegar a zonas no obturadas.
Finalmente quedará la reconstrucción del diente, dependerá de cada caso el uso de únicamente composite o bien incluir un poste, una incrustación o una corona. Con todo ello, lo que se pretende es reforzar la pieza dental y que esta dure.

Una vez finalizada la intervención, se realizará un control posterior que suele ser tras una semana o meses dependiendo de cada caso. Con una radiografía posterior y a misma evolución del paciente nuestro dentista se cerciorará del éxito del tratamiento.

pasos-de-una-endodoncia

¿Duele este tratamiento?

Como hemos explicado anteriormente, el tratamiento se realiza bajo anestesia local, por lo que el paciente no debería experimentar ningún dolor mientras está siendo sometido a dicho procedimiento.

Sin embargo, una vez pasado el efecto de la anestesia, puede aparecer alguna molestia causada por la inflamación de los tejidos que rodean el diente. En caso de padecer algún tipo de dolor se recetará medicación para calmarlo y en pocos días desaparecerá.

Beneficios de una endodoncia

Es una intervención con la que se consigue salvar la pieza dental, sin necesidad de extraerla. Además, se conservará su funcionalidad y la estética, en la mayoría de los casos con un correcto cuidado perdurará igual que el resto de los dientes.

Por ello si estás experimentando molestias en la boca o sensibilidad en un diente te recomendamos acudir al dentista tan pronto te sea posible, es innecesario seguir sufriendo. Si es tu caso, estaremos encantados de buscar el mejor tratamiento para aliviar tus dolencias. Pide una cita.

Recuerda que únicamente con un diagnostico a tiempo conseguiremos salvar la pieza, además en muchas ocasiones se puede incluso evitar una endodoncia y ser suficiente un empaste.

Pide una cita informativa y resolveremos tus dudas

Solicita información o una primera visita informativa sin coste para que podamos valorar tu caso y dar respuestas a todas tus dudas.

Nombre

Email

Teléfono

He leído y acepto la Política de Privacidad
Doy mi consentimiento a CLÍNICA PFAFF para el envío de novedades y promociones de sus tratamientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.