CONSEJOS EN LA SALUD BUCODENTAL INFANTIL

En el post de hoy os queremos hablar sobre la salud bucodental infantil y como establecer buenos hábitos para conseguir que los más pequeños tengan unos dientes sanos toda la vida.

1. Concienciación

El primer paso para tener una buena salud bucodental infantil perfecta para toda la vida es el de concienciarles desde muy pequeños sobre la importancia de la higiene bucodental. De la buena higiene dependerá prevenir enfermedades y mantener una buena salud en el futuro. Es por ello que deben establecerse buenos hábitos enseñando a los niños la importancia de cuidar sus dientes desde la erupción de su primer diente. Por supuesto es importante predicar con el ejemplo, los padres son el referente para los hijos… ¡Los niños lo imitan todo!

salud bocudental

2. Higiene

Los hábitos para el cuidado bucal deben comenzar incluso antes de que haya salido el primer diente, ya que los azucares de la leche predisponen a la aparición de la caries. Pero la responsabilidad del niño comienza con el cepillado. Conviene tomar como rutina el hábito de cepillar los dientes justo antes de ir a dormir y después del desayuno y la comida. Es recomendable que los padres les enseñen técnicas divertidas para el correcto uso del cepillo dental, de esta manera, cepillarse los dientes será como un juego.

salud bucodental infantil

3. Visita al dentista

Cuando hablamos de salud bucodental infantil no sólo nos centramos en el cepillado, también nos referimos a visitas periódicas al dentista. Hay que procurar que el niño lo vea como algo normal y rutinario, evitando el miedo, y esto se consigue favoreciendo la relación del niño con el odontólogo. Son los padres quienes deben de transmitir a sus hijos, una actitud positiva ante la figura del dentista y nunca, nunca, transmitir miedo o dolor. Es recomendable que la primera visita sea al cumplir el año, y después una revisión anual.

visita dentista niños salud bocudental infantil

4. Dieta Saludable

Lo más importante es evitar el exceso de azúcar para prevenir la caries. También concienciar a los niños sobre los hábitos y evitar el exceso de caramelos, chucherías, productos de bollería industrial o zumos preparados. Hay que reducir la frecuencia de ingesta de productos azucarados y mantenerlos solo en momentos puntuales como algo especial, y por supuesto, con un buen cepillado posterior. Un error muy común en ingerir zumo o leche justo antes de acostarse a dormir quedando todo el azúcar en los dientes toda la noche.

Esperamos que estos consejos os sirvan de ayuda, y cómo siempre, cualquier duda en este aspecto o cualquier otro en salud dental, podéis consultarnos sin compromisos.

Deja un comentario