Efectos de las bebidas gaseosas en los dientes

La salud bucal esta directamente relacionada con nuestra dieta. Los alimentos que ingerimos, las bebidas o nuestros hábitos influyen en nuestro desarrollo oral y pueden ser los causantes de problemas en nuestra boca, encías o dientes.

En esta ocasión hablaremos del efecto que producen las bebidas gaseosas en nuestros dientes.  Si eres de esas personas que acostumbran a beber  refrescos de este tipo presta especial atención.

 

efecto-de-las-bebidas-gaseosas-y-carbonatadas-en-los-dientes-clinica-dental-pfaff-barcelona

¿Qué problemas pueden producir?

Uno de los principales problemas que pueden derivarse de un consumo excesivo de bebidas gaseosas son las caries dentales. Recordamos que las caries se producen cuando las bacterias entran en contacto con los azúcares o almidones que contienen los alimentos o bebidas. Esto favorece la actividad de las bacterias y facilita la liberación de ácidos que desmineralizan el esmalte y la dentina y conlleva a la aparición de caries. Ten en cuenta que una lata de refresco puede contener unos 35 gramos de azúcar, lo que vienen a ser unos diez terrones de azúcar.

Una opción menos dañina para los dientes será el consumo de refrescos sin azúcares ni edulcorantes. Aunque la mayoría también contienen ácido. El ácido crea una reacción química que también puede provocar erosión dental.  Por ello puede fracturar el esmalte,  causar sensibilidad al frío o al calor y dolor dental.

Cierto es que puedes encontrar bebidas gaseosas sin azúcares y con niveles de ácidos bajos, aunque no suelen ser las más habituales. Pero debes tener en cuenta que todas estas bebidas contienen dióxido de carbono para producir las burbujas. Este componente en grandes dosis también puede afectar a nuestro esmalte dental.

La mejor opción sería eliminar de tu dieta todo tipo de bebidas carbonatadas y optar por otras opciones como zumos naturales, agua o leche. Pero sabemos que es complicado prescindir al 100% de estas bebidas, por ello os dejamos algunos consejos para que afecten lo menos posible a vuestra salud oral.

Algunos consejos

Nuestro primer consejo es que intentes reducir el consumo de este tipo de bebidas, y no sobrepasar las dos latas diarias. Procura no tomarlas en ayunas, siempre acompañadas de comida.

También ayudará que evites dar sorbos prolongados. Una buena opción para conseguir el mínimo contacto del líquido con tus dientes será usar una pajita. En el caso de los niños el riesgo de deterioro de sus dientes aún es mayor, los dientes de leche son más susceptibles a los agentes irritantes, como ácidos, gas o azúcares que se encuentran entre los componentes de este tipo de bebidas. Además, los niños suelen mantener las bebidas en la boca por un tiempo más prolongado. Por ello estos agentes tienen más tiempo para actuar y deteriorar sus dientes.

Después de ingerir bebidas carbonatadas es aconsejable enjuagar tu boca con agua. Y, aunque algunas personas piensan que lo mejor es ir inmediatamente a cepillarse los dientes, es mejor no hacerlo. El cepillo, en esta ocasión, ayuda al ácido a penetrar en el diente y destruirlo aún más. Espera al menos una hora para tu rutina de higiene oral, así da tiempo a que el ácido se neutralice y el calcio que se encuentra disuelto en la saliva vuelva a pegarse al esmalte. Utilizar flúor después de cada cepillado ayudará a fortalecer el esmalte y prevenir la aparición de caries.

Procura no beber refrescos antes de ir a dormir. La saliva ayuda a neutralizar los ácidos y durante la noche no se produce la suficiente saliva para hacerlo.

Además de estos consejos, recuerda visitar al dentista, al menos una vez al año, para detectar cualquier anomalía y actuar a tiempo. Deseamos que después de leer este artículo tomes más consciencia de los efectos de las bebidas carbonatadas en tu salud oral y sigas nuestros consejos para prevenir al máximo los efectos nocivos de estas bebidas. Si aún así, consideras que consumes este tipo de bebidas en exceso consulta con tu odontólogo porque podría recomendarte tratamientos preventivos como por ejemplo, una fluoración profesional para fortalecer y proteger tus dientes. En Clínica Pfaff estaremos encantados de resolver todas tus dudas y ayudarte a tener una boca sana.

Solicita información y resolveremos todas tus dudas

Solicita información o una primera visita informativa sin coste para que podamos valorar su caso y dar respuestas a todas tus dudas.

Nombre

Email

Teléfono

He leído y acepto la Política de Privacidad
Doy mi consentimiento a CLÍNICA PFAFF para el envío de novedades y promociones de sus tratamientos.