Cómo quitar la sensibilidad dental: Causas y tratamientos

Sentir dolor al comer un helado o al beber un granizado es síntoma de sufrir sensibilidad dental. La hipersensibilidad de la dentina es fácil de reconocer, se manifiesta como un dolor dental intenso y transitorio causado por la exposición de la dentina a estímulos externos como: alimentos o bebidas frías, calientes, ácidas, dulces; presión táctil, etc. Es un dolor muy frecuente en adultos y tiene solución. Si sientes dolor al morder o beber alimentos fríos no dudes en visitarnos.

la-sensibilidad-dental-clinica-pfaff-en-barcelona

¿Por qué se produce la sensibilidad dental?

La sensibilidad dental se produce cuando la dentina, que de manera natural se encuentra protegida por la encía, el cemento radicular y el esmalte dental, pierde su protección y queda al descubierto.

La dentina contiene miles de conductos microscópicos, conocidos como túbulos dentados, que conectan la parte exterior del diente con las terminaciones nerviosas. Si estas quedan al descubierto los estímulos externos llegan directamente a las terminaciones nerviosas y provocan el tan molesto dolor.

¿Por qué factores puede quedar expuesta la dentina?

Debido al esmalte desgastado.

Los principales motivos suelen ser cepillarse los dientes de manera agresiva con cepillos excesivamente duros o dentífricos muy abrasivos, o bien si se sufre bruxismo. Una posible solución será colocar una carilla de porcelana o composite. Si hay bruxismo, se debe tratar antes el bruxismo y crear una férula de descarga hecha a medida para usar por la noche como método de descarga, ya que en estos momentos no tenemos control y podemos hacer presión con la mandíbula.

Debido a la erosión de los dientes.

Si se consumen ácidos alimentarios en exceso se produce una desmineralización del esmalte y favorece la hipersensibilidad y la aparición de caries. Los ácidos gástricos (vómitos, reflujos crónicos) atacan el esmalte de los dientes de la misma forma que los ácidos alimentarios y van erosionando nuestra dentadura. La mejor solución es evitar la ingesta de alimentos ácidos y si la sensibilidad persiste visita a tu odontólogo para que valore posibles tratamientos como por ejemplo, la reconstrucción del diente afectado. Si más que una erosión es un diente roto, puede ser efectiva la aplicación de una corona para prevenir el dolor derivado de la exposición de la dentina.

Debido a las encías retraídas.

Las encías retraídas pueden aparecer por diversos motivos; por ejemplo, debido a un cepillado agresivo o por algún tipo de enfermedad periodontal. Tu odontólogo valorará tu caso para aplicar el tratamiento más oportuno, puede pasar por un injerto de encía o bien eliminar el sarro y las bacterias del interior de las encías. Algo similar a una limpieza dental, pero se hace de una forma más profunda.

Algo inevitable que favorece la sensibilidad dental es el paso del tiempo, con la edad también se va desgastando el esmalte y retrayendo la encía.

Después de algunos tratamientos odontológicos como poner un empaste (reconstrucción con composite), realizar una profilaxis (limpieza profesional), blanqueamiento dental o bien durante la ortodoncia puede aparecer cierta hipersensibilidad. En estos casos suele desaparecer en unos días de forma natural. Si el dolor fuera muy intenso o prolongado acude a tu dentista.

Si tu sensibilidad dental te impide hacer vida normal y disfrutar, por ejemplo, de un buen helado no tienes porque aguantar. En Clínica Pfaff estaremos encantados de conocer tu caso. Valoraremos la mejor solución y aplicaremos las últimas técnicas para acabar con la hipersensibilidad de tus dientes.

Las soluciones son diversas, después de examinar y realizar las pruebas pertinentes se valorará el tipo de tratamiento a realizar, que puede ir desde la aplicación de agentes aislantes o desensibilizadores como barniz fluorado, adhesivos, realizar una desensibilización por láser o hasta en casos más extremos quizás sea necesaria una cirugía o aplicación de coronas, empastes, reconstrucciones, corregir el bruxismo… Además nuestros profesionales pautarán contigo unos hábitos alimenticios preventivos como podría ser, evitar consumir alimentos ácidos, te darán las instrucciones correctas para tu higiene bucal, te aconsejaran sobre qué productos usar para tratar la sensibilidad dental en casa…

Las visitas periódicas al odontólogo son la mejor prevención para acabar cuanto antes con la sensibilidad dental y si además sigues en casa las pautas que te dé tú odontólogo estamos convencidos de que podrás volver a disfrutar con total normalidad de un buen helado o granizado sin estar pensando en el dolor de tus dientes.

En Clínica Pfaff haremos todo lo posible para que este verano lo disfrutes con una sonrisa sana y bonita!

Pide ahora tu cita e infórmate

Solicita información o una primera visita informativa sin coste para que podamos valorar tu caso y dar respuestas a todas tus dudas.

    He leído y acepto la Política de Privacidad
    Doy mi consentimiento a CLÍNICA PFAFF para el envío de novedades y promociones de sus tratamientos.